• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Fernanda de la Torre V

Aceptar a realidad para cambiarla



El pasado jueves por la noche, el presentador de noticias de una de las cadenas más importantes, ante las declaraciones del presidente sobre el covid manifestó: “¿Cómo es posible que alguien en el país pueda creerle? No ha hecho más que mentir al respecto de la pandemia”.

El presentador era Don Lemon y hablaba de Donald Trump, pero este episodio pudo haber ocurrido en México, Brasil o el Reino Unido, que junto con Estados Unidos, son los países que presentan mayor número de decesos por el covid-19.

Esconder la basura bajo la alfombra, no hace que una casa esté más limpia, simplemente hace que la casa siga sucia con la basura escondida. Lo cual, tarde o temprano, generará más problemas. No es coincidencia que los cuatro países con mayor número de decesos, sean aquellos en los que sus presidentes han minimizado la pandemia.


El 27 de febrero, ante las primeras muertes confirmadas en Estados Unidos Donald Trump manifestó ante los periodistas que esperaba que la enfermedad desapareciera “como un milagro”. Boris Johnson el 3 de marzo indicó que "para la abrumadora mayoría de las personas que contraigan el virus, esta enfermedad será leve”. Jair Bolsonaro, dijo por televisión que el virus “Es apenas una pequeña gripe”. El 4 de marzo, días después de los primeros casos confirmados en México, el presidente López Obrador recomendó, abrazos en vez de sana distancia. “Miren, lo del coronavirus, eso de que no se puede uno abrazar. Hay que abrazarse. No pasa nada”.


La realidad contradice sus dichos todos los días. El virus no ha desaparecido como milagro. Con más de 14 millones de contagios en el mundo y seiscientos mil de decesos tampoco podemos decir que es una “pequeña gripe”. Sabemos que no podemos abrazar a nadie y que el uso del cubrebocas, (que estos mandatarios son tan reticentes a usar) y el distanciamiento social son nuestra mejor defensa.


De acuerdo a los números oficiales al viernes por la noche, en México hay más de 330 mil casos de contagio y más de 38 mil fallecimientos, con la terrible sospecha que son muchos más. Cifras altas, por donde se mire, que demuestran que no tenemos el problema bajo control y estamos lejos de haber domado la pandemia.

Bien dicen que aceptar que tenemos un problema, es tener la mitad del problema resuelto. Es difícil aceptar que estamos en mal o que nos equivocamos. Sin embargo, por mucho que nos empeñemos, el negar la realidad no va a cambiarla. Es necesario enfrentarla. Y para muestra de lo que es enfrentar un problema, basta recordar las palabras de Angela Merkel al inicio de la pandemia:

“La situación es seria. Tómenla también en serio. Desde la reunificación de Alemania, no, desde la Segunda Guerra Mundial, no se había planteado a nuestro país ningún otro desafío en el que todo dependiera tanto de nuestra actuación solidaria mancomunada.”

“Eso es lo que nos muestra una epidemia: cuán vulnerables somos todos, cuánto dependemos del comportamiento considerado de otros, pero también cómo podemos protegernos y apoyarnos unos a otros, actuando mancomunadamente”.


Está claro que si no nos unimos y actuamos solidariamente, no veremos el fin de este problema. Nuestros gobiernos seguirán minimizando el problema, nuestra salud no es su prioridad. Aceptemos nuestra realidad y cuidémonos nosotros. Sana distancia y cubrebocas. No hay más.

Buen domingo a todos.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o en mi correo: info@neteandoconfernanda.com

72 vistas

2018 NETEANDO CON FERNANDA. Creado con Wix.com

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now