• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Fernanda de la Torre V

¿Te ha paralizado el miedo?



Pasó con su madre. ¡Qué rara belleza! ¡Qué rubios cabellos de trigo garzul! ¡Qué ritmo en el paso! ¡Qué innata realeza de porte! ¡Qué formas bajo el fino tul... Pasó con su madre. Volvió la cabeza: ¡me clavó muy hondo su mirada azul! Quedé como en éxtasis... Con febril premura, «¡Síguela!», gritaron cuerpo y alma al par. ...Pero tuve miedo de amar con locura, de abrir mis heridas, que suelen sangrar, ¡y no obstante toda mi sed de ternura, cerrando los ojos, la dejé pasar!

Amado Nervo escribió este poema, sobre la parálisis que sentimos cuando nos sentimos atraídos por alguien. El miedo a sufrir por amor. Atinadamente el bardo de Tepic, como se le conoce también a Nervo tituló el poema: Cobardía. El tema fundamental del poema es el miedo a sufrir por amor, la seguridad que tiene el poeta en que aquel que ama está condenado a sufrir y es por tanto preferible evitar el encuentro amoroso. Cobardía a amar… necesidad de huir en silencio del amor.

Leía el poema titulado Cobardía de Amado Nervo el otro día y no pude evitar sentirme identificada con el sentimiento del poeta. Muchas veces el alma te grita una cosa y la mente te paraliza y nos da miedo amar con locura (como en este caso) o bien arriesgarnos a realizar nuestros sueños, apostar por nuestros sueños guajiros, pedir un aumento, buscar un empleo, confrontar a un amigo para no perder la amistad. Lo que ustedes quieran (gusten y manden, solía añadir mi abuela Dora).

La primera vez que lo leí en la secundaria, me pareció cursi. Ahora me parece un retrato de la realidad. Sentir miedo es algo natural. Nos da miedo algo que representa un peligro, como asomarnos por un acantilado, la incertidumbre, perder el control, el rechazo o a equivocarnos. Por ello, por ello cuando sentimos miedo y esta emoción nos rebasa, nos paralizamos. Si bien el miedo tiene su razón de ser y nos obliga a tener precauciones, también es cierto que por inseguridad o falta autoestima dejamos ir oportunidades que quizá no se vuelvan a presentar. Todos hemos estado en la situación de Amado Nervo alguna vez. Quizá nos ha paralizado el miedo a actuar por locura, o el pedir ese aumento, o aplicar para una beca u oportunidad de trabajo.

Sólo nos quedaría, tras la lectura de este poema, valorar si realmente el amor únicamente lleva consigo sufrimiento o si en cambio merece la pena arriesgarse. Si Nervo considera su comportamiento cobarde, está reconociendo por tanto que debería haberse atrevido… Lo que está claro es que también está sufriendo al dejarla marchar. Miedo vamos a sentir siempre, es natural, pero vivir con “hubieras” es también un tormento. Quizá lo más adecuado ante esas situaciones que nos paralizan y nos sentimos como Amado Nervo, es recordar la frase de Nelson Mandela: “No es valiente aquel que no siente miedo, sino el que sabe conquistarlo”

Feliz domingo a todos. Gracias por leerme.

Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o en mi correo: info@neteandoconfernanda.com


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo