• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Fernanda de la Torre V

San Guivin o los beneficios de la gratitud.





“Tal vez la gratitud no sea la virtud más importante, pero sí es la madre de todas las demás”.— Marco Tulio Cicerón


“De gente bien nacida es agradecer los beneficios que reciben, y uno de los pecados que más a Dios ofende es la ingratitud” decía el ingenioso hidalgo, Don Quijote de la Mancha. Y tiene mucha razón, ya que no sólo es muy importante reconocer y agradecer a quienes les prestaron ayuda, sino que tiene muchos beneficios adicionales. Desafortunadamente, muchas veces nos sentimos tan agobiados por los problemas que tenemos que dejamos que la negatividad se apodere de nosotros. Con el velo de la negatividad encima, resulta muy difícil sentirse agradecidos.

Empecemos por el principio: ¿Qué es gratitud? La gratitud es un sentimiento, o actitud de reconocimiento de un beneficio que se ha recibido o recibirá. Históricamente ha sido un foco varias religiones y recientemente se han realizado diversos estudios sobre sus beneficios, en la salud, personalidad y en las relaciones interpersonales.


En los Estados Unidos, una de las fechas más importantes es el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving. Más allá de sus raíces históricas, me parece fundamental tener un día para centrarnos en la gratitud; aunque más que un solo día, debería ser una práctica cotidiana. Desde hace varios años, me gusta celebrar el Día de Acción de Gracias o “San Guivin” (su versión tropicalizada que me enseñó una querida mujer llamada Gabriela). Este año no fue la excepción. La comida no es tan importante, sino el hecho de reunirse con amigos y familiares para agradecer por todas las bendiciones que tenemos y muchas veces no tomamos en cuenta. Se puede aprender mucho de las tradiciones de otros países, sin duda, dedicar un día a la gratitud es algo que vale la pena adoptar.


Investigaciones recientes, han demostrado que la gratitud tiene importantes beneficios para la salud. De acuerdo con Robert A. Emmons, profesor de psicología en la Universidad de California en Davis: “La práctica de la gratitud puede tener efectos dramáticos y duraderos en la vida de una persona. Puede reducir la presión arterial, mejorar la función inmunológica y facilitar un sueño más eficiente. La gratitud reduce el riesgo de depresión, ansiedad y trastornos por abuso de sustancias, y es un factor clave de resistencia en la prevención del suicidio”.


Si dedicamos un par de minutos al día para reflexionar por lo que nos sentimos agradecidos y escribirlo, pronto veremos que somos más afortunados de lo que pensamos, aún en situaciones difíciles. Como bien dijo el Quijote, es de gente bien nacida, ser agradecida, pero también de persona inteligentes, ya que sentirla y expresarla tiene grandes beneficios


“Vivir con gratitud es disfrutar cada momento de este precioso regalo que viene de Dios”. -Don Miguel Ruiz


Buen domingo a todos. Gracias por leerme.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o enviando un correo a: info@neteandoconfernanda.com


65 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo