top of page
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Foto del escritorFernanda de la Torre V

¿Síndrome de la hermana mayor?





Me topé hace unos días un artículo de Catherine Pearson en The New York Times, sobre las hermanas mayores. Siendo yo la mayor de mis hermanos y mujer, el título llamó inmediatamente la atención.


Seguramente todos han oído hablar de las características de la personalidad de los hermanos de acuerdo al orden de nacimiento. Tenemos al primogénito que suelen ser responsables, confiables y exitosos. Después encontramos a los “hermanos sandwich” que suelen ser sociables y rebeldes; pero se sienten ignorados por sus padres. Por último está el hermano menor o “benjamín” de la familia, que  suelen ser encantadores, consentidos y manipuladores.


El síndrome de “hermana mayor” se ha puesto muy de moda últimamente. El término trata de describir las presiones y responsabilidades que son impuestas a la hija mayor de la familia. Las hijas mayores tienden a soportar la peor parte de las obligaciones del hogar, son quienes deben cuidar a sus hermanos pequeños e incluso a sus padres. Asumen el papel de “ayudantes de mamá” y tienden a ser perfeccionistas.


El síndrome de la hermana mayor se volvió tendencia en redes sociales, principalmente en TikTok, con un video viral de la terapeuta Kati Morton, que habla de las características de este síndrome. (Puedes ver el video aquí). En X, un post sobre el tema tuvo miles de visitas: “¿eres feliz o eres hermana mayor?” Entre los síntomas que enumera se encuentran la necesidad de agradar a los demás, un intenso sentido de responsabilidad, problemas para poner límites, dificultades en las relaciones como adulto, sentimientos de culpa, entre otros. Uff definitivamente no son las herramientas adecuadas para ser felices.


Estoy convencida que ser la mayor te hace ser responsable y aprender a resolver problemas. Hay que ayudar a mamá y cuidar a los hermanos aún y cuando no tengas la edad para hacerlo. Sin embargo, no creo que sea exclusivo del género femenino. Los varones mayores de la familia pasan por situaciones similares y se hacen cargo de sus hermanos menores, pagan sus estudios, cuidan a sus padres. De acuerdo con el artículo de Pearson antes mencionado, “estudios han descubierto vínculos entre la participación que alguien tiene en la alineación familiar y diversos resultados, entre ellos el rendimiento escolar o el coeficiente intelectual” pero no son determinantes.


Puede ser que los estudios no sean determinantes, pero mi experiencia de vida, me dice que que es probable que dos hermanos mayores de diferentes familias tengan características similares entre ellos que con sus propios hermanos; son situaciones que marcan tu personalidad, pero que no tienen porque amargar tu vida.


Gracias por leerme. Buen domingo a todos.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog o en mi cuenta de X: @FernandaT



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page