top of page
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Foto del escritorFernanda de la Torre V

“Caravana con sombrero ajeno”



Utilizamos la expresión “quitarse el sombrero” cuando queremos expresar admiración o respeto por alguien. Los franceses, más prácticos dicen, únicamente chapeau que se traduce como sombrero. La costumbre de saludar a alguien demostrando cortesía y respeto con una inclinación y un gesto, como quitarse el sombrero, es antigua.

El mérito en este acto está, como bien señala el Mezquital Sombreros, en que el sombrero sea propio. Ya que “Hacer caravana con sombrero ajeno significa que hay un grado de falsedad o de falta de mérito en quien saluda, porque el sombrero no es suyo o no le costó”.

Si bien hoy la costumbre de hacer caravanas y usar sombreros todos los días está en desuso, la mala y poco ética costumbre de apropiarse de lo realizado por otro para presumirlo como propio, desafortunadamente no lo está. Por eso hasta el día hoy, utilizamos la expresión “hacer caravana con sombrero ajeno”.

El que reconozcan tu trabajo y esfuerzo es lo correcto. Por ello, nos molestamos cuando alguien se apropia indebidamente de nuestro trabajo, para hacerlo pasar por propio. Si la justicia , como la define Ulpiano, es dar a cada uno lo que le corresponde, lo justo es, entonces, dar el crédito por el trabajo realizado o citar al autor de una idea; jamás se debe intentar ganar crédito si no tenemos lo méritos o si no hemos realizado un esfuerzo para ello.


Alguna vez un amigo que ya no está, comentó que a su parecer, lo que nos permite llamarnos civilizados, era el respeto a la propiedad ajena, ya sea física o intelectual; por ello consideraba como muestra de avance de la humanidad el que existieran leyes que protegen la propiedad privada, intelectual, el derecho de autor, etc.

En el ámbito político, existen innumerables ejemplos de quienes hacen caravanas con sombrero ajeno. Uno reciente, es el acarreo de están llevando a cabo los gobiernos morenitas para la marcha –¿desfile?– del día de hoy. En Veracruz, el dirigente de Morena, Esteban Ramírez Zepeda, pidió a los alcaldes del estado que sacaran dinero de sus ahorros para apoyar al traslado de los ciudadanos a la marcha. Pueden escucharlo en sus propias palabras aquí. Si esos ahorros provienen del producto de su trabajo, no tengo problema, cada uno puede gastar su dinero como mejor le parezca. Pero si con “ahorros” se refieren a fondos públicos que provienen de nuestros impuestos, es una clara falta de ética y probablemente hasta ilegal.


Al igual que el que se apropia del trabajo de un colega sin mérito, mancha su imagen y reputación; el que se utilicen recursos públicos para el acarreo, desvirtúan la marcha. No importa cuántos sean los asistentes que acudan en apoyo al presidente, en el momento en que son obligados o pagados para asistir, se torna en algo hueco, sin sentido. En cualquier ámbito, las caravanas con sombrero ajeno son fáciles de reconocer y hablan mal de nosotros. Obtengamos las cosas por nuestro propio esfuerzo.


Feliz domingo a todos. Gracias por leerme.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o en mi correo: info@neteandoconfernanda.com

116 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page