• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Fernanda de la Torre V

El feminismo no es lo contrario al machismo



Muchos piensan que el feminismo es contrario al machismo. Nada más lejos de la verdad. El feminismo busca equidad mientras que el machismo sostiene la creencia de que el hombre es, por mera naturaleza, superior a la mujer. Parecería increíble que en pleno siglo XXI hubiera quién sostiene tal cosa, sin embargo, así es. A pesar de los múltiples logros alcanzados por el feminismo, todavía no vivimos en una sociedad igualitaria. Laboralmente no tenemos las mismas oportunidades. México se encuentra entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con un alto índice de desigualdad laboral por género, debido a que 60% de las mujeres trabajadoras carece de protección social y derechos. La violencia en contra de las mujeres es alarmante. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, en México, al menos 6 de cada 10 mujeres mexicanas ha enfrentado un incidente de violencia; 41.3% de las mujeres ha sido víctima de violencia sexual y, en su forma más extrema, 9 mujeres son asesinadas al día.



Tenemos que aceptar que vivimos en mundo de contradicciones. Nos decimos feministas pero todavía arqueamos una ceja cuando escuchamos que un hombre se queda en el hogar a cuidar de los niños y es la mujer quien va a la oficina y es el sostén principal del hogar. “Es un mantenido”, pensamos o decimos en voz baja, cosa que nunca haríamos si una mujer decide hacer lo mismo. Por otra parte, seguimos tolerando el machismo. Alguna vez escuché en un discurso a una mujer agradecer a su marido por darle “permiso para trabajar”, como si fuera una eterna niña que no puede tomar sus decisiones, o una propiedad del señor que puede decidir sobre su vida.

Tristemente, actitudes femeninas que parecerían ser promotoras del patriarcado. De acuerdo a una encuesta realizada por Pew Research Centre entre adultos que no se habían casado, el que un hombre tenga un trabajo estable es la cualidad primordial que buscan las mujeres en un marido. No es el sexo o la inteligencia, sino un trabajo estable, el rol de proveedor en todo su esplendor. Solamente el 4 por ciento de las mujeres encuestadas dijeron que no tenían problema en salir con un hombre desempleado.

¿Queremos una sociedad más igualitaria? Tenemos que buscar un respeto entre hombres y mujeres. Darnos cuenta que las actitudes extremas entre las mujeres que se creen superiores a los hombres (me niego a llamarlas feministas) son tan condenables como el machismo. El patriarcado prevaleció durante milenios. Desde ese punto vista, el concepto de igualdad entre hombres y mujeres es relativamente nuevo en la historia de la humanidad. Los roles entre hombres y mujeres en este siglo XXI siguen cambiando y ajustándose dependiendo de las necesidades, circunstancias y elecciones personales. Necesitamos tener mente abierta y dejar estereotipos y perjuicios atrás. Debemos buscar que cualquier relación entre hombres y mujeres, ya sea laboral, de amistad o romántica sea una que demuestre respeto mutuo. Una sociedad igualitaria es conveniente para todos. No aparecerá por sí sola. Tenemos que trabajar para ella. Hay que desterrar las ideas machistas, no sólo de las mentes masculinas, sino de las femeninas. Una de las principales es dejar de pensar que lo contrario a machismo es el feminismo. Empecemos por ahí.

Buen domingo a todos.


Me gustaría oír tu opinión. Deja por aquí un comentario o escribe a: info@neteandoconfernanda.com o en Twitter @FernandaT

38 vistas

2018 NETEANDO CON FERNANDA. Creado con Wix.com

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now