top of page
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Foto del escritorFernanda de la Torre V

¿Tienes depresión de temporada?




"La Navidad no consiste tanto en abrir nuestros regalos como en abrir nuestros corazones". Janice Maeditere



En México, las festividades navideñas suelen estar llenas de tradiciones familiares y celebraciones con amigos y colegas. Para muchos, es la mejor época del año y la esperan con ansía. Para otros, es una época especialmente difícil desde el punto de vista emocional. Existen diversas razones por las que nuestros días pueden no ser tan felices y brillantes durante la temporada navideña. Ya sea una apretada agenda social que no deja tiempo ni para respirar, la presión de terminar a tiempo el trabajo antes del cierre de año, la pérdida de un ser querido, la soledad o las expectativas no cumplidas, los días más fríos del invierno o una combinación de todo lo anterior que nos sintamos cansados, tristes y de mal humor.


La depresión navideña es un fenómeno que afecta a muchas personas en todo el mundo, independientemente de su ubicación geográfica. Si te sientes mal en esta época del año, no estas solo. De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, el 38% de las personas encuestadas afirma que su estrés aumenta durante las fiestas. ¿Qué les causa el estrés? Los entrevistaron lo atribuyeron principalmente a la falta de tiempo, la presión económica, la compra de regalos y las reuniones familiares.


¡Ah las reuniones familiares! Para algunos, las reuniones familiares son un gran momento: los parientes se reúnen para ponerse al día, comer, beber y divertirse. Para otros la cosa se complica. No falta el pariente inoportuno que comenta algo desagradable sobre tu apariencia. Mi tía que murió soltera, detestaba que en la cena de Navidad alguien le dijera: “a ver si en este año te nos casas”. Otra amiga tiene terror de ir a la reunión de la familia de su esposo por una pariente política que no para de criticar todo lo que hace.


Todo esto puede convertir "la temporada más maravillosa y mágica del año" en una de las más estresantes.  La buena noticia es que, si bien las razones del estrés no van a desaparecer, puedes decidir hacer las cosas de un modo diferente esta temporada. La presión de finalizar los proyectos al cierre del año no se va a ir, pero puedes planear con antelación, asegurarte de descansar periódicamente y alimentarte bien. Si lo que te estresa es el tema económico, puedes hacer un recorte en gastos superfluos y regalos innecesarios,. ¿Te aterroriza la reunión familiar? No tienes que cancelar (aunque puedes hacerlo). Es un buen momento para poner en práctica tus habilidades de comunicación que te ayudarán a dar la vuelta a las conversaciones, establecer límites y evitar malentendidos.


“La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad”. -Calvin Coolidge.


Buen domingo a todos. Gracias por leerme.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o enviando un correo a: info@neteandoconfernanda.com




13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page