top of page
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Foto del escritorFernanda de la Torre V

¿Terror al qué dirán?




Nos guste o no, a mayor o menor medida todos tenemos un poco de alodoxafobia (miedo exagerado a las opiniones de los demás). Una palabra poco usada para definir algo muy común: terror al qué dirán.


¿Por qué nos aterrorizamos a lo que opinen los demás? Y una pregunta mejor: ¿Por qué nos importa lo que opinen los demás? Si bien la solución inmediata parece fácil, mandar al diablo lo a opinión de los demás, en la vida real no es tan sencillo. La opinión de los demás es importante aunque no debería serlo. Hay a quienes aterra lo que otros digan u opinen y viven tratando de pasar desapercibidos para no ser víctimas del ese dedo flamígero que es la opinión de los otros. Los angloparlantes la llaman FOPO acrónimo para Fear of Other People’s Opinions (miedo a la opinión de los demás).


El problema de padecer alodoxafobia es que nos autocensuramos. La alodoxafobia nos impide emitir opiniones porque temes que los demás juzguen tus palabras. Y también porque temes a las consecuencias de expresar tu opinión. Sabemos que nuestras palabras nos desnudan, pero también nuestros silencios. Cuando piensas que expresar tu opinión es algo peligroso porque podría cambiar la forma en que otros te perciben, o podría afectar tu fama o prestigio, es una señal de alarma. Este miedo irracional, puede  provocarte muchos problemas en tus relaciones sociales, familiares, sentimentales y laborales. Alicia, una destacada profesionista, detesta vestir de colores brillantes, se siente segura en negro o azul marino que no llaman la atención. De esta manera, -según ella- evita que los demás la juzguen o comenten. Adora pasar desapercibida ya que se siente segur en el anonimato. ¿Te suena conocido?


Curiosamente, las personas que no tienen miedo a la opinión de los demás nos resultan auténticas y refrescantes. Con un aire de “Me da igual lo que pienses de mi”, saben que que la mayoría de las personas no se preocupan por ti porque tienden más a preocuparse más por ellos mismos.


La alodoxabofia no distinge géneros ni edades. Pueden sufrirla adultos o adolescentes, hombres o mujeres.  ¿Cómo saber si padeces de esta fobia? Por esas opiniones que se quedan dentro, que te gustaría expresar pero te aterra que te demuestren que estás equivocada. O por ese post que no te atreviste a escribir en redes sociales por miedo a lo que otros opinaran de ti, o ese comentario que callaste en una reunión social para no levantar olas.  Para algunos, el miedo es tan extremo que pueden empezar a tartamudear o sentir mareos y dificultad para respirar.


Aceptémoslo, la gente seguramente va a opinar, juzgar o comentar por mucho que tratemos de evitarlo, la única solución para ello es empezar a general autoestima, con ayuda profesional si es necesario. Para este padecimiento, hay que recordar la canción de Mecano que decía: “Y lo que opinen los demás está de más” y olvidarnos del “qué dirán”, porque dejar de ser nosotros mismos es un precio demasiado alto que pagar.


Gracias por leerme. Buen domingo a todos.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog o en mi cuenta de X, @FernandaT

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

تعليقات


bottom of page