top of page
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Foto del escritorFernanda de la Torre V

¿Se está acabando el teflón del presidente?





Hay políticos que parecen estar recubiertos de teflón. Los escándalos o comentarios inoportunos no les hacen mella. De la misma forma que a un sartén con esta cobertura no se le pega nada, a este tipo de políticos no hay escándalo que haga mella a su popularidad. Todo se les resbala. Donald Trump parecía ser uno de ellos. Podía decir cualquier cosa y salir ileso. Tony Blair en algún momento parecía estar recubierto también del antiadherente material. Como sabemos, este recubrimiento no duró para siempre.


El presidente Andrés Manuel López Obrador, definitivamente ha gozado durante años de este recubrimiento. La falta de promesas cumplidas, los escándalos de corrupción de su familia, las malas decisiones o sus mentiras no afectaban la gran popularidad de la que, todavía, hoy presume. Hasta hace unas semanas, se veía tranquilo y contento con sus precandidatos y en completo control de la conversación política en el país.


Cuando se adquiere un sartén con teflón, dan varias advertencias para la duración y buen funcionamiento de este tipo de recubrimiento. En Internet recomiendan, usar espátulas de madera, plástico o silicona para conservarlos y advierten del uso de elementos metálicos porque son capaces de rayar el teflón y lo que puede dañar su integridad y propiedades antiadherentes.


Desde la irrupción de Xóchitl Gálvez en la escena política, la conversación política cambió y esto no ha sido del agrado del el presidente, ni de sus seguidores, quienes se han dedicado a atacarla desde todos los ángulos posibles. Ante los ataques presidenciales Xóchitl responde con gracia e inteligencia cada una de las descalificaciones. Si la critica por usar la bicicleta y por vender tamales, ella revira diciendo que lo que está mal (Ta’mal) es dar atole con el dedo (simplemente genial). El presidente sigue atacando y perdiendo en cada embestida. Las campañas de sus corcholatas, no levantan, a pesar de la millonada que han gastado en bardas y espectaculares. Quienes hace semanas decían estar seguros del triunfo de Morena en 2024, ya no están tan confiados. El presidente se ve molesto y enojado y sigue atacando. Parece que no se da cuenta que sus ataques desde el poder podrían ser la fibra de metal que dañe el teflón del que ha estado recubierto desde hace años. ¿Seguirá por éste camino? Ya lo dirá el tiempo.


“Una vez que hayas construido la gran maquinaria del poder político, recuerda que no siempre serás tú quien la la tenga bajo control”. – P. J. O'Rourke


Buen domingo a todos y gracias por leerme.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o enviando un correo a: info@neteandoconfernanda.com










27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page