• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Fernanda de la Torre V

¿Políticos con demasiada autoestima?



Al leer las absurdas declaraciones de ciertos políticos, no puedo evitar preguntarme si es posible tener demasiada autoestima; y si es este exceso, lo que los lleva a pensar que pueden decir cualquier cosa y que les seguiremos aplaudiendo. Hablan como si no hubiera más verdad que la suya y como si nosotros los ciudadanos no tuviéramos memoria o capacidad de distinguir lo verdadero de lo falso.


Sin duda una sana autoestima es importante. Solemos pensar que es como una especie de armadura que nos protegerá de muchos problemas. En particular a los jóvenes. Por ello, el tema de la autoestima es una fuente de preocupación para muchos padres que se esmeran en hacer todo lo posible para que sus hijos tengan una buena dosis de ella. Como en todo, los excesos no son buenos. Una “alta” autoestima o exceso de la misma no nos hace sentirnos más seguros, sino superiores y eso (llámenlo vanidad o narcisismo) no puede considerarse como positivo. Una cosa es una sanan autoestima y otra muy diferente la arrogancia. Una persona con demasiada autoestima es un peligro no sólo para si misma, sino para los demás.


El coach británico Mark Tyrell, compara la autoestima con un medicamento*. Una dosis justa te ayudará pero un exceso o sobredosis es una pésima idea. Y nos da algunas características de las personas con exceso de autoestima que traduzco a continuación y que tenemos que tener en mente para cuando tengamos que elegir en 2024:

  • Son propensos a jactarse de sí mismos.

  • Tienden a ser presumidos y arrogantes.

  • Abusan de las relaciones, asumiendo que sus necesidades son lo primero en cualquier situación. Si esto no sucede, se enojarán e intimidarán a los demás.

  • Adoptan un aire de superioridad, simplemente porque tienen habilidad o suerte en un área particular de la vida.

  • Son ciegos a sus propias fallas y, por lo tanto, es poco probable que cambien o mejoren.

  • Tienen problemas para controlar sus impulsos

  • Existe una gran cantidad de evidencia que vincula la alta autoestima con la criminalidad.

Después de leer esto permítame preguntarle quién le vino a la mente al leer la lista. ¿Le recordó a algunas de las “corcholatas” que aspiran a gobernar nuestro país? ¿A cuál de los miembros del poder legislativo o judicial? ¿A cierta gobernadora o senadora?

Parecería que éstas personas son incapaces de darse cuenta que su excesiva confianza y su actitud de súper héroes, es muy poco atractiva; y puede llegar a causar repulsión o rechazo. Como no soportan la verdad cuando no es para alabarlos, descalifican a aquellos que los cuestionan. Tenemos una muestra de ello casi todos los días cuando desde el principal estrado del país oímos hablar de: opositores, mafia del poder, traidores a la patria y un largo etcétera.


El verdadero reto, en el tema de la autoestima –como en tantas otras cosas en la vida–, es el encontrar el justo medio. Es necesario tener la suficiente autoestima para alcanzar tus metas, pero sin que se convierta en un escudo para percibir la realidad. La arrogancia en un cualquier persona es intolerable; más aún para quienes pretenden dirigir un país, estado o municipio. Razón de sobra para no darles nuestra confianza y mucho menos nuestro voto.

Feliz domingo a todos. Gracias por leerme.

Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o en mi correo: info@neteandoconfernanda.com


* http://www.self-confidence.co.uk/articles/why-high-self-esteem-is-a-bad-thing/


40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo