top of page
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Foto del escritorFernanda de la Torre V

Nos vemos en el Zócalo




“Para los que no tenemos creencias, la democracia es nuestra religión”. -Paul Auster


Hoy, voy a la Plaza de Constitución o Zócalo cómo lo llamamos informalmente. Manifestarme es mi derecho ciudadano y pienso ejercerlo. Muchos lo harán en lugares emblemáticos en otras ciudades del país. Lo celebro. Las razones para manifestarme son sencillas: creo en la democracia y he sido testigo del buen funcionamiento del Instituto Nacional Electoral o INE (y en su momento del IFE) desde su creación. No voy al zócalo en contra de nadie, tampoco para defender privilegios de otros. Voy porque la democracia es importante y hay de defenderla. Me ha tocado ser secretaria de casilla en dos ocasiones y puedo hablar de primera mano de su buen funcionamiento. El INE tiene mi confianza y las reformas aprobadas amenazan su existencia y por ende la de la democracia en México. El presidente argumenta que el INE es caro y que sus medidas ahorrarán dinero. ¡Pamplinas, dirían las abuelas! Lejos de ahorrar, la legislación aprobada el miércoles pasado es un intento de debilitar un pilar de la democracia de México. Organizar elecciones de forma impecable tiene un costo y es algo que vale la pena pagar.


Celebro que haya quienes quieren manifestar su opinión el día de hoy y respeto a quienes deciden no hacerlo. El derecho a la libre manifestación de las ideas esta resguardado en nuestra constitución y no merece descalificaciones. De nadie. De hecho, sorprende ver tantas descalificaciones sobre una concentración en el zócalo cuyo único propósito es defender a la democracia, de quienes se dicen “demócratas” y “transformadores”. Les haría bien leer lo que decía Albert Einstein sobre la democracia (en especial la última parte: “Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado”.


Quienes acudimos al Zócalo, no estamos en contra del presidente. No somos corruptazos, fífis, hipócritas o rateros. Tampoco defendemos a personajes impresentables. Somos ciudadanos. México es un país plural de muchas voces, con diferentes visiones de país y todas merecen ser escuchadas. Finalmente, de eso se trata la democracia y por ello tenemos el derecho y la obligación de defenderla.


Tal y como lo establece el propio Gobierno de México. “La democracia es considerada como una forma de gobierno justa y conveniente para vivir en armonía. En una democracia ideal la participación de la ciudadanía es el factor que materializa los cambios, por lo que es necesario que entre gobernantes y ciudadanos establezcan un diálogo para alcanzar objetivos comunes”.


“La democracia es una forma superior de gobierno, porque se basa en el respeto del hombre como ser racional”. John Fitzgerald Kennedy


“La dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer”. -Antonio Gala


“Una democracia saludable requiere una sociedad decente; requiere que seamos honorables, generosos, tolerantes y respetuosos”. –Charles W. Pickering


Feliz domingo a todos. Espero saludarlos en el Zócalo. Gracias por leerme.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o en mi correo: info@neteandoconfernanda.com

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page