top of page
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Foto del escritorFernanda de la Torre V

¿En qué cabeza cabe?



La responsabilidad, o la habilidad de responder, o cómo define la RAE a esa capacidad existente en todo sujeto o para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente, parece que se ha vuelto un bien escaso, particularmente en este siglo XXI. Lejos de asumir la responsabilidad de nuestras acciones, culpar a otros parece ser la salida favorita, de políticos, celebridades y simples mortales.


Un claro ejemplo de los anterior, son el Duque y Duquesa de Sussex, que dicen ser víctimas del acoso de la prensa, al tiempo que dan entrevistas, hacen series de televisión y promueven un libro en los que difunden el supuesto maltrato de la familia real hacia ellos. Esta hipocresía quedo retratada a la perfección por Trey Parker y Matt Stone, los geniales creadores de South Park, al representarlos como el Príncipe y la Princesa de Canadá, una joven pareja real que se muda a un pequeño pueblo en busca de privacidad, al tiempo que se la pasan llamando la atención sobre si mismos. Lo siento, es bastante obvio, si quieren privacidad, deberían de empezar por alejarse de los medios.


Para complicar la situación se conoció esta semana que la organización terrorista al Qaeda había amenazado el Príncipe Harry, por que en sus libro autobiográfico Spare, confesó haber matado a 25 personas durante su participación en la guerra de Afganistán: “No es una estadística que me llene de orgullo, pero tampoco me dejó avergonzado. Cuando me encontré sumergido en el calor y la confusión del combate, no pensé en esos 25 como personas. Eran piezas de ajedrez retiradas del tablero, personas malas eliminadas antes de que pudieran matar a las buenas”. La confesión de Harry era innecesaria y la manera de expresarlo, burda ya que parece hablar de personajes de un video juego, más que de seres humanos. ¿Acaso no pensó Harry en las consecuencias de sus dichos? Tal parece que no y que su casa editorial, que también es la de Salman Rushdie, tampoco lo hizo.


En México no cantamos mal las rancheras. Todo lo que no funciona en el país, es culpa de quienes estuvieron gobernando en el pasado, no de la actual administración. Absurdo porque en campaña dijeron conocer y poder resolver los problemas del país y cuándo finalmente llegaron al poder, lo único que han hecho es poner pretextos y quejarse de lo mal que lo hicieron los anteriores. Que si fue un sabotaje, que si los conservadores, que si la mafia del poder; disculpen pero eso son sólo pretextos. Después de más de cuatro años al frente del país, deberíamos tener a la vista los resultados que prometieron, en salud, distribución de medicamentos, combate a la corrupción, pobreza, seguridad, etc. y lo cierto es que no lo están.


“Los que disfrutan de la responsabilidad suelen conseguirla; aquellos a quienes simplemente les gusta ejercer la autoridad por lo general la pierden”. Dijo con razón, Malcom Forbes. Tenemos que tomar conciencia y hacernos responsables. Si fumas ese hábito tiene consecuencias; si estás obeso, esos kilos de más tienen consecuencias para tu salud; si haces un mal trabajo, estás en riesgo de perderlo. No se vale victimizarse, ni culpar a otros por las malas decisiones que tomamos. La cultura de la victimización, en la que buscamos razones para explicar nuestras deficiencias, en lugar de reconocerlas, no beneficia a nadie. No beneficia a las celebridades, a los gobernantes ni a los simples mortales. “El mayor día de tu vida y la mía es cuando tomamos responsabilidad total de nuestras actitudes. Ese es el día en que realmente crecemos”. John C. Maxwell


Me gustaría oír tu opinión. Deja por aquí un comentario o escribe a: info@neteandoconfernanda.com o en Twitter @FernandaT

89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page