• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Fernanda de la Torre V

Democracia y libertad de expresión




“La democracia es el arte de pensar independientemente juntos” - Alexander Meiklejohn


El pasado viernes 8 de octubre fue concedido El Premio Nobel de la Paz 2021 a los periodistas María Ressa, de Filipinas y Dmitry Muratov, de Rusia por sus “esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, que es una precondición para la democracia y la paz duradera”.


Debo confesar que no conocía el trabajo de María y Dmitry (estoy en ello y mi admiración por ambos crece) pero lo que me movió profundamente fueron las palabras que eligió el Comité Noruego del Nobel en Oslo: la necesidad de proteger a la libertad de expresión como una condición indispensable (sine qua non) para la democracia y, desde luego, la paz. Estas breves, pero bien elegidas palabras nos dejan mucho que reflexionar


El Premio Nobel de la Paz se otorga anualmente desde 1901 “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos alzados y la celebración y promoción de acuerdos de paz”. Es uno de los cinco Premios Nobel que fueron instituidos por Alfred Nobel, junto con los premios en Física, Química, Medicina y Literatura. A diferencia de los demás, el de la Paz es siempre entregado en Oslo y el Comité que elige a los ganadores es seleccionado por el parlamento noruego.


El resaltar la relación entre la libertad de expresión democracia y paz es fundamental y celebro que se reconozca la labor de quienes luchan por salvaguardarla. Uno de los principales exponentes del vínculo entre la libertad de expresión y la democracia es el pensador norteamericano y defensor de la libertad, Alexander Meiklejohn. Sus argumentos no tienen desperdicio. Meiklejohn sostiene que la democracia es el de autogobierno del pueblo. Para que éste sistema funcione, es necesario un electorado informado. A fin de tener un conocimiento adecuado, no debe haber restricciones en el libre flujo de información e ideas.

De acuerdo con Alexander Meiklejohn, la democracia no será fiel a su ideal esencial si los que están en el poder son capaces de manipular al electorado reteniendo información y reprimiendo las críticas. (¿Les suena conocido? ¡Es un problema mundial!) Si bien Meiklejohn reconoce que el deseo de manipular la opinión puede surgir de la búsqueda del beneficio a la sociedad, es claro al manifestar que este tipo manipulación se contrapone al ideal democrático.


Más claro ni el agua. Para vivir en paz necesitamos la democracia y ésta necesita de la libertad de expresión. Como sociedad, debemos protegerla a fin de que no se limite o coarte. Mi reconocimiento a todos aquellos que desde sus trincheras luchan por salvaguardar la libertad de expresión. Todos ellos merecen también un Nobel.


“Cualesquiera que sean las ganancias y pérdidas inmediatas, los peligros para nuestra seguridad que surgen de la represión política son siempre mayores que los peligros para la seguridad que resultan de la libertad política. La represión es siempre una tontería. La libertad siempre es sabia”. - Alexander Meiklejohn


Buen domingo a todos. Gracias por leerme.


Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o enviando un correo a: info@neteandoconfernanda.com


30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo