• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Fernanda de la Torre V

Chapultepec y la pérdida de la capacidad de asombro

Ignoramos los pequeños milagros cotidianos nos rodean como el tener agua corriente, electricidad o Internet. Nos quejamos de tener “mucho trabajo”, cuando en realidad deberíamos darnos que cuenta que somos afortunados por tener uno. Solemos no darle mucha importancia a nuestra salud, hasta que nos enfermamos.

Bosque de Chapultepec Wiki cominos

Milenio

Neteando con Fernanda

Título: Chapultepec y la pérdida de la capacidad de asombro

Por: Fernanda de la Torre

No sé la razón exacta. Supongo que la agitada vida que llevamos cotidianamente, es lo hace que demos por sentado, o que de plano ignoremos las cosas hermosas que nos rodean, por magnificas que sean. Peor aún; en estos tiempos de campaña, en los que las redes sociales, los medios de comunicación y prácticamente por donde se mire, están inundados de comentarios (muchos ciertos, sin duda) de todo lo que está mal en nuestro país; encontrar algo hermoso o que suba la moral es prácticamente imposible.

Durante los días de asueto, recibí varias veces, un video sobre el Bosque de Chapultepec. El video lo realizó un joven canadiense de nombre Dan, para su videoblog en youtube titulado The New Travel (https://www.youtube.com/watch?v=5r1tmTobXrU). Dan comienza el video comentando que independientemente de dónde sean los que ven su video, probablemente hayan oído hablar de Central Park en Nueva York y pregunta si han escuchado acerca del Bosque Chapultepec. Una pausa y el joven canadiense se arranca a relatar en pocos minutos las múltiples cualidades de nuestro parque. Empieza por su gran tamaño, no sólo es más grande del país, sino de América Latina y después habla de las múltiples muchas actividades que se pueden realizar. Desde un paseo en el lago, realizar algún deporte o visitar alguno de sus múltiples museos.

Casi todos los días, paso a un lado del Bosque de Chapultepec, ya sea por el tramo de Reforma, o por la Tercera Sección y, confieso, que lo miro con cierta indiferencia. Ya no me causa el asombro y admiración que siente Dan. Cierto, yo no estoy sentada en una banca en el parque disfrutando el paisaje; sino atravesándolo para llegar a trabajar. Mi objetivo en ese momento es llegar a tiempo a pesar del tránsito, no admirar la naturaleza. Además, probablemente en el trayecto estoy escuchando el radio y en esos momentos mi atención está en lo que están diciendo, más que en lo que me rodea. Comprensible quizá, pero lo cierto es que mientras me concentro en el camino o en las noticias estoy perdiendo la oportunidad de admirar lo que me rodea y es una pérdida para mi.

Así, mientras estoy viendo el reloj o el tráfico, dejo de ver el como el sol se cuela entre las hojas de las jacarandas o las esculturas que están sobre el Paseo de la Reforma. No es cuestión de tener o no tiempo, sino de cambiar el foco de nuestra atención, lo cual depende meramente de nuestra intención. A pesar de ello, ese cambio de atención es difícil de lograr. No sólo con lugares por los que pasamos todos los días, como el Bosque de Chapultepec, con todo. Ignoramos los pequeños milagros cotidianos nos rodean como el tener agua corriente, electricidad o Internet. Nos quejamos de tener “mucho trabajo”, cuando en realidad deberíamos darnos que cuenta que somos afortunados por tener uno. Solemos no darle mucha importancia a nuestra salud, hasta que nos enfermamos.

Es triste que necesitemos que haya alguien como Dan que nos recuerde que tenemos un parque urbano maravilloso como el Bosque de Chapultepec. Sitio sagrado en la época prehispánica, guardián de nuestra historia, y lugar de recreo durante siglos; Chapultepec ha sido y es un lugar fantástico. Somos nosotros, quienes hemos perdido la capacidad de asombro y con ella la posibilidad de sentirnos orgullosos y privilegiados de que en nuestra ciudad exista un lugar así.

Después del video de Dan, me dedique en estos días a poner atención al camino. A ver lo que me rodea cuando paso, a mirar las copas de los árboles, las bancas en los parques, además del gris del pavimento. El panorama cambia y el sentimiento interno también. No es cuestión de ver todo “color de rosa” sino objetividad. Sabemos que nuestro país enfrenta grandes retos, pero también tenemos muchas cosas positivas. Finalmente; es un grave error ignorar los problemas, al igual que dejar de ver nuestras fortalezas.

Buen domingo a todos.



Me gustaría oír tu opinión. Deja por aquí un comentario o escribe a: info@neteandoconfernanda.com o en Twitter @FernandaT

7 vistas

2018 NETEANDO CON FERNANDA. Creado con Wix.com

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now